Suben los grados

Escribo con sudores febriles, esnifando la pintura verde recién pintada de mi cuarto. Me sueno los mocos con pañuelos no aromatizados, embozado y empapado escribiendo esto. Toso a la vez que escucho revolución, canción que me traigo de mi particular cerro…de Úbeda, por ejemplo. Yo no soy malo, a veces los cabrones de los magos me atacan por la espalda.

Sigo tosiendo, no reculo, ja, sigo recto.

Ni puta idea de mi futuro. Novedades cero.

Eso, sigo escribiendo esto embozado y empapado de sudores febriles.

Contaría mil anécdotas que se me pasan por la cabeza que no para de darme vueltas, a ver si pillo alguna y ya de paso os la cuento.

Oh sí, estamos en la sierra, ah no que estoy en mi casa…desvarío…

creo que os vais a tener que conformar con mi cebollazo en 39 grados.

Por lo menos, por lo menos…

Hasta que se seque la pintura  de mi cuerpo.

Anuncios

4 comentarios en “Suben los grados”

  1. Ey cuidate mucho y mejorate pequeño..

    Lo que me curo a mi una gripe muy muy chunga hace un par de meses fue beberme medio vaso de vino tinto hervido mezclado con otro medio de miel, justo antes de irme a dormir…luego sudas lo que no esta escrito y se te cura todo.

    bessetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s